Tecnología que se adapta a todas las formas de trabajar de tus empleados.

El iPhone, el iPad y el Mac son las mejores herramientas para profesionales.

Los productos Apple están diseñados para ser los mejores en la empresa.

El software de Apple es muy potente e intuitivo. Los dispositivos son seguros, fiables, fáciles de implantar y compatibles con cualquier entorno de trabajo. Y como todos funcionan en perfecta sintonía y están pensados para la movilidad, siempre tendrás a mano lo que necesites.

Una interfaz conocida e intuitiva.

Los productos Apple son tan fáciles de usar que suponen una gran ayuda para las empresas. Los empleados pueden utilizar la interfaz con gestos que ya conocen (como deslizar, desplazarse y tocar) para trabajar en equipo, organizarse y adaptarse enseguida a los nuevos programas y procesos. Además, cada iPhone, iPad y Mac incorpora funciones de accesibilidad para usuarios con dificultades de visión, audición y motoras. Así puede usarlos todo el mundo.

Hardware potente. Resultados brillantes.

El software no solo funciona de maravilla, también se integra a la perfección con el hardware más potente. Gracias a los sensores del iPhone y del iPad, las apps de iOS y iPadOS pueden usar datos como la ubicación y la proximidad para ofrecer una experiencia personalizada que es impensable en otra plataforma. Además, los procesadores Apple de los iPad y iPhone son capaces de revolucionar tecnologías como la realidad aumentada y el aprendizaje automático.

Pensado para ser seguro.

Los productos Apple están diseñados para ser sencillos, intuitivos y potentes, pero también para ser seguros. Como iOS, iPadOS y macOS se basan en UNIX, ofrecen una gran estabilidad y fiabilidad. La información siempre está cifrada desde el sistema, cuando está almacenada y mientras se transfiere, así que los datos corporativos están protegidos. Las actualizaciones periódicas de software mantienen iOS, iPadOS y macOS a salvo de las amenazas de seguridad que van apareciendo. Con Face ID y Touch ID puedes usar tu rostro o tu huella dactilar para desbloquear el dispositivo o identificarte en las apps. Y contamos con medidas de protección para garantizar que tanto las apps externas como las internas acceden únicamente a los datos autorizados.

Compatibles con los sistemas que ya tienes.

iOS, iPadOS y macOS están diseñados para funcionar perfectamente con los sistemas de productividad y colaboración que más se usan hoy en día, como Microsoft Office y Google G Suite. Los productos Apple son compatibles con los servicios de infraestructuras más importantes, como Microsoft Exchange para el correo y los calendarios, así como con las redes inalámbricas y las soluciones VPN de proveedores como Cisco. Y cuando los empleados se pasan a Apple, no les cuesta nada transferir sus datos desde dispositivos Windows o Android gracias a la migración integrada.

Configuración y mantenimiento eficientes.

Implantar y gestionar dispositivos Apple es muy fácil, incluso a gran escala. Todos los iPhone, iPad y Mac se pueden configurar automáticamente, de forma que el departamento informático no tiene que hacerlo uno por uno. También es posible enviar las apps a los dispositivos, y que los empleados puedan personalizarlos instalando sus propias apps.

Una inversión inteligente.

Apple pone a prueba a sus dispositivos en sus laboratorios de comprobación de fiabilidad mediante métodos que simulan experiencias reales, para asegurarse que los productos Apple duren muchos años. Los programas como AppleCare prolongan la vida de tu hardware si tiene algún problema. La seguridad integrada y las actualizaciones periódicas del software mantienen los productos al día, los protegen de virus y aligeran la carga de trabajo de los equipos de TI. Y como la gente ya está familiarizada con los productos Apple, tus empleados no necesitarán tanta ayuda del departamento informático para configurarlos, lo que reduce los costes de personal.

Dispositivos que trabajan aún mejor en equipo.

Como los dispositivos Apple incluyen muchas de las prestaciones y apps que ya conoces, sabrás usarlos desde el primer minuto. Además, todos funcionan como uno solo para ayudarte a ser más productivo. Empieza un proyecto en el iPad o el iPhone y retómalo en el Mac. Con AirPlay y el Apple TV puedes enseñar tu presentación en un televisor HD desde el Mac, el iPhone o el iPad. Y AirDrop te permite enviar archivos importantes desde un dispositivo Apple a otro.

Las mejores apps para tu negocio.

Tanto si estás empezando a usar las apps integradas como si estás buscando más en el App Store o creando unas a tu medida, las posibilidades son infinitas. iPhone, iPad y Mac vienen con apps excelentes que puedes usar desde el primer momento para trabajar con tu equipo o crear presentaciones asombrosas, por poner solo un par de ejemplos.

Contáctanos

 
1 Comienzo 2 Completo
INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE GRUPO SEMIC (Avisos legales)
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
×
×