Dilema: escoger un ERP horizontal o vertical

13-05-2016

¿Necesita el mismo programa de gestión una empresa que fabrica a una que solo distribuye? ¿Puede implantarse con éxito el mismo ERP a una empresa del sector de la alimentación y a una empresa del sector de servicios?

Estas son algunas de las preguntas que muchas veces se plantea una empresa que está pensando en cambiar su software de gestión. La respuesta, como suele ocurrir con todo lo que tiene que ver con el mundo empresarial, depende de muchos factores (su tamaño y facturación, sus necesidades, su presupuesto), y también hay que tener en cuenta qué tipo de ERP es el más apropiado: si el ERP horizontal o generalista, o un ERP vertical  o sectorizado. Vamos a ver qué diferencias hay entre ellos, si es que las hay.  

 

Del ERP horizontal al ERP vertical, una línea cada vez más fina

El ERP horizontal o generalista es un programa de gestión que cubre las funcionalidades de gestión estándar de cualquier empresa, básicamente gestión comercial y contable, de stock. Todas las empresas tienen un producto o un servicio que comercializar (algunas incluso lo fabrican) y todas suelen seguir un proceso similar de gestión comercial y contable. Todas gestionan cobros, pagos, clientes y proveedores. En este aspecto concreto, si el programa cubre estas funcionalidades, en principio, no es necesario hacer ningún desarrollo específico para adaptarlo. Y decimos en principio porque al final siempre suele ser necesario hacer alguna parametrización.

Por su parte, el ERP vertical o también llamado vertical o sectorizado, es un programa de gestión diseñado para un sector específico. Y, por lo tanto, incorpora funcionalidades concretas que no suelen estar disponibles en los ERP horizontales.
Por ejemplo, un fabricante de fertilizantes para el campo está obligado por ley a cumplir con una normativa de recogida de envases de productos fitosanitarios (conocida como SIGFITO) e incluso con un sistema de gestión de residuos peligrosos (conocido como ADR). O por poner otro ejemplo, un fabricante de piensos que necesita una aplicación específica para gestionar todo lo relacionado con los piensos medicados: una ficha técnica del medicamento (composición, vía de administración, especies, duración, etc), que necesita generar de forma automática las recetas con el albarán de venta, o que quiere tener la posibilidad de que el veterinario pueda firmar recetas digitalmente.

El programa tiene que hacer posible que la empresa de fertilizantes pueda realizar ágilmente la gestión de la normativa aplicable (generación automática de documentación, control de recepción y envío, etc.) y que la empresa de alimentación animal pueda llevar un control exhaustivo de todo lo que tiene que ver con la medicación en los piensos, porque la normativa sanitaria es muy estricta, gestionarla de forma manual es muy costoso y es muy fácil cometer errores.

 

Busca un partner de confianza y si este tiene soluciones verticales, mucho mejor

Aunque las definiciones de ambos parecen claras, realmente la frontera entre uno y otro cada vez está menos definida. Que un ERP horizontal no tenga que parametrizarse, aunque sea mínimamente, o que ERP vertical se adapte al 100% a las necesidades sectoriales de una empresa es, cuanto menos, una utopía. Por muy estándar que sea el proceso de negocio, siempre hay que realizar adaptaciones. Por eso es tan importante contar con un partner tecnológico de confianza que te ayude a escoger la solución que mejor se adapte a tu negocio,  que sea capaz de integrarla con las aplicaciones que ya estés utilizando y que sea capaz de realizar desarrollos a medida para que el programa se adapte a tu empresa y no al revés. Y, si además, ha desarrollado soluciones verticales pues entonces supondrá un plus porque conocerá la lógica de negocio de empresas de distintos sectores.

En SEMIC, cuando decidimos convertirnos en partners de SAP Business One, tuvimos claro que teníamos que apostar por una solución de gestión que integrara una parte estándar de gestión robusta y modular a la que se pudieran añadir soluciones verticales e incluso soluciones complementarias de terceras empresas. En nuestro caso, desarrollamos soluciones verticales para los sectores Agroinsumos, Piensos y Alimentación Animal, Maquinaria Agrícola, Distribución de Productos Veterinarios o Zoosanitarios, Metal, Limpiezas y Facility Services, Seguridad y Vigilancia, Trazabilidad y Construcción. Paralelamente, buscamos otros programas externos que se pudieran conectar con SAP Business One y que completaran algunas de sus funcionalidades. Es el caso de soluciones como Produmex (gestión avanzada y automatizada de almacenes), Beas (gestión avanzada de proyectos), Voltec (gestión de la fabricación), Diseño (CAD y 3D), entre otros. 

Contacta con nosotros.Tú conoces mejor que nadie tu negocio y sus necesidades de gestión. Nosotros conocemos las herramientas tecnológicas que te permitirán hacerlo con garantías de éxito y teniendo en cuenta siempre tu presupuesto. 

Compartir en: