"La auténtica transformación pedagógica ha sido convertir al alumno en el actor principal de su aprendizaje"

31-05-2019

Si bien es cierto que no podemos predecir con exactitud cómo serán los trabajos del futuro, los estudios apuntan que, en menos de una década, prácticamente el 80% de los puestos de trabajo requerirán de habilidades tecnológicas. Y otro dato: el 65% de los alumnos que hoy cursan primaria, realizarán trabajos que aún no han sido inventados. Hablamos de todo ello con Alex Alegre, Education Sales Manager de SEMIC.

 

 
P. La sociedad está cambiando a pasos agigantados: cambios de hábitos, nuevos modelos de consumo, de servicios... ¿podemos decir que el cambio de paradigma ha llegado también a la escuela?
R. Por supuesto. De hecho, la escuela es uno de los entornos más innovadores que podemos encontrar. Se trata del lugar donde se preparan a las personas para los trabajos de mañana, y las nuevas competencias que se requerirán a estos alumnos hacen necesarias nuevas metodologías educativas.

 

P. ¿Y cómo se prepara a estos alumnos?

R. Potenciando las llamadas 3C de la educación: Capacidades, Competencias y Corazón. Es clave dejar atrás antiguas metodologías de aprendizaje para potenciar las habilidades de cada alumno, su espíritu crítico, su creatividad y, por supuesto, fomentar el trabajo colaborativo.

 

P. Ante este escenario, ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrentan los profesionales de la docencia?

R. La transmisión de conocimientos ha cambiado, por tanto la forma de enseñar también ha cambiado: nos hemos olvidado de las clases magistrales para poner al alumno en el centro del proceso de aprendizaje, haciéndole partícipe. Este cambio de modelo requiere un proceso de adaptación por parte de los docentes y, como en todo cambio, pueden existir ciertas reticencias. Aunque, por suerte, el sector educativo se caracteriza por su proactividad y dinamismo, y esto es lo que hace posible el cambio de modelo.

 

P. ¿En qué consiste la llamada "Transformación Pedagógica"?

R. Para mí la auténtica transformación pedagógica es el cambio radical que supone pasar de la transmisión pasiva de conocimientos a convertir el alumno en un actor imprescindible de su aprendizaje.


Alex Alegre, en una conferencia sobre Tecnología y Educación. 

 

P. ¿Qué papel juega la tecnología en este nuevo panorama?  

R. La tecnología aporta las herramientas necesarias para facilitar a los docentes el nuevo modelo de transmisión de conocimientos. Integrando la tecnología en el aula facilitamos la aplicación de estas nuevas pedagogías: Flipped Classroom, aprendizaje basado en proyectos (PLB)… y la creación de entornos más colaborativos.

 

P. Háblenos de cómo debería ser, según usted, la clase del futuro.  

R. El Consorcio de Ministerios de Educación Europeo (EUN) ha creado el proyecto Future Classroom Lab en el que se define cómo debería ser la “clase del futuro”: un espacio inspirador que tiene en cuenta la creación de diferentes zonas: para aprender, para colaborar, para pensar individualmente… esta es una de las diferentes iniciativas que existen pero todas tienen en común propiciar un entorno escolar que facilite estos nuevos modelos de aprendizaje.

El modelo renderizado del Aula del Futuro de la EUN.

                    

P. ¿Cómo apoya SEMIC a los centros educativos?

R. Acompañándoles hasta dónde ellos quieran llegar, y a la velocidad que ellos quieran ir. 

Cuando hablamos con los centros, me gusta hacerles esta pregunta como punto de partida: ¿Dónde quieres que esté la escuela dentro de 10 años?

En SEMIC no tenemos un modelo determinado, ni un stack de productos y servicios paquetizado para las escuelas, sino que escuchamos el proyecto educativo de cada centro y, en base a éste, facilitamos las herramientas para llevarlo a cabo: con tecnología, con programas de formación y asesoramiento continuado.

CONTACTA CON NOSOTROS >


Noticias relacionadas:

 

Compartir en: